Un punto relevante en un centro de salud, es la decoración ya que las personas acuden a él para sentirse bien, por lo que debe ser un espacio pulcro, cómodo y agradable a la vista. Aunque no lo creas, la decoración juega un papel bastante importante que nunca debe dejarse en un segundo plano. Es por ello que en lugares como el centro de salud de Luis Cobiella Hospiten, la decoración juega un papel bastante importante.

La limpieza es un punto importante, es más, es el punto más importante de todo el diseño. Esto se puede lograr con cerámica de color blanco o mosaicos que dan ese aspecto pulcro, además son fáciles de limpiar y siempre tendrás un lugar de punta en blanco.

Los colores neutros son la paleta que se debe elegir y plasmarlos en las paredes y techos, pues esto le da un toque muy chic e higiénico. Además  puede ser acompañado por pequeños toques focales de colores fuertes, lo que visualmente resultará muy atractivo.

Los tonos en madera siempre se deben tener en consideración, al igual que los colores grisáceos. Decídete por una gama de color que sea divertida para resaltar los puntos focales. Deja a un lado la seriedad y disfruta de darle toques elegantes.

Si se trata de un consultorio médico para niños, entonces la historia es totalmente diferente. Si bien es cierto que se debe optar por el blanco como color para las paredes y techos, más bien se deben dar toques de luz y color. Busca un diseño bonito y trasladalo a las paredes, consigue juguetes y elementos que sirvan para que el niño se entretenga durante la consulta. Convierte tu lugar de trabajo en un patio de juegos y diversión.

Las  plantas también pueden ser parte importante de tu decoración. En la sala de espera coloca algunas, el color verde siempre debe estar en un área de salud pues representa vida. Además, causa efectos importantes en la relajación. Sé creativo, ya que no necesariamente debes colocarlas en una maceta aburrida, puedes usar unas que sean divertidas o colocar plantas flotantes.

Recuerda siempre crear un espacio armonioso, ten en cuenta que este será como tu segundo hogar y la zona donde personas que no la están pasando bien pues tienen alguna enfermedad, esperan para ser atendidas. Utiliza paneles de madera con iluminación indirecta con sillones cómodos, esto creará la sensación de confort.

Siempre ten en cuenta los colores, no lo olvides y crea una gama que sea de buen gusto que pueda servirte tanto para tener una zona bonita, como para mantener en un estado tranquilo a tus pacientes. Usa el verde, el azul o el blanco, colores que representen pulcritud y tranquilidad.

Compra muebles de calidad, esto no es un gasto, sino una inversión. Busca que se adapten a tus necesidades, que abarquen el espacio necesario, pero nada demasiado saturado. Selecciona unos cómodos, deja a un lado esas odiosas banquetas típicas de los hospitales.

Aprovecha todo el espacio que tengas, no importa que sea pequeño, solo debes adecuar tu espacio para ello, pues esto marca verdaderamente la diferencia. Usa tu imaginación y pon tu creatividad a volar.