Sabemos que no se trata de algo sencillo, si consideramos el poder que tiene el hecho de renovar los pisos al momento de modificar la apariencia de nuestros espacios ya que ello es el soporte de los ambientes. Los diferentes tipos de pisos cerámicos han pasado a ser una de las elecciones que se hacen con más frecuencia. En tal sentido, te brindaremos algunos conceptos bastante claros para que al momento en que debas decidir el tipo de piso de cerámica que vas comprar para tu casa:

  • Si el vendedor no para de hablar, no te sientas su víctima 
  • En medio de la variedad que nos ofrecen, debemos saber elegir 
  • Una vez que tomamos una decisión, debemos estar bien seguros 

La mejor manera de seleccionar la cerámica para nuestros pisos 

Tomemos en consideración el siguiente ejemplo: al momento de seleccionar el piso de cerámica para una sala, como lo hacemos: 

  • Con el cerebro,
  • Pensando en  el bolsillo
  • Con el corazón,
  • Discutiendo mucho
  • O por simple impulso

En todo caso, aún cuando no importe cual sea tu motivación, posiblemente no existen tanta razones con las que puedas explicar por qué has decidido lo que decidiste. Lo importante es que todo marchara bien, siempre que no surjan arrepentimientos. En el caso de que queremos correr menos riesgos,debemos inclinarnos por una selección menos “pasional” y una más “racional”. Podría ayudarte cuestionar: 

  • El color que debe elegirse en el caso de una casa pequeña
  • La manera seleccionar pisos cerámicos que sean económicos y sencillos de colocar 
  • Cómo se pueden elegir cerámicas para el piso o para la pared y sus diferencias 
  • Posiblemente en este punto, todas las inquietudes nos conducen hacia un asesoramiento. Pero siempre debemos iniciar.

A la hora de adquirir cerámicos para pisos debemos considerar la teoría de “las 3 B”, ya que se involucra las condiciones que debería reunir el piso cerámico ideal en el supuesto de que existiera. Con la teoría de “las 3 B” se resume de mejor manera la esencia de lo que todos terminamos buscando: “Bueno, Bonito y Barato”.

Bueno: abarca lo referente a la calidad de los pisos cerámicos

En este punto podemos sentir que el mercado se encuentran de nuestro lado si entendemos por “bueno» la calidad del piso de cerámica, y ello se debe a que existe una enorme oferta y variedad en tipos de cerámica para pisos. Generalmente las buenas aptitudes técnicas como resistencia y dureza, suelen ser parte de cualquiera de las marcas de primeras. A menos que busquemos experimentar productos que resulten poco conocidos, y para lo que no deberíamos llevarnos muchas sorpresas.

Bonito: en cuanto a la belleza, está debería ser una cualidad estética de las cerámicas para pisos

Este es un punto bastante subjetivo y que se deja llevar por las diversas opiniones, ya que podríamos pensar que ¿Es más conveniente un piso cerámico brillante que uno opaco? ¿Luce mejor un piso de cerámica de gran tamaño? Lo que es indudable es que todos colocamos un piso nuevo con la sidra de que se vea lindo, pero, como la belleza es un concepto bastante abstracto y personal, no existe una fórmula que garantice buenos resultados. 

Barato: no es más que el precio que nos presenta un piso cerámico

En este punto obviamente ponemos en el tapete el aspecto económico. Afortunadamente cuando se trata de pisos de cerámica, estos ofrecen una alternativa bastante acorde con cada bolsillo, y es por ello que siempre podemos encontrar una interesante gama de opciones en cuanto a tipos y variedades que se amoldan a nuestro presupuesto.