Para cada miembro de la familia, es importante que la habitación se acople a su edad y necesidades, en el caso de los adultos, al momento de decorar el cuarto, los tonos y estilos que elegimos son muy diferentes a los que utilizamos en el cuarto de nuestros hijos.

Esto es algo que se debe tomar muy en cuenta ya que el dormitorio de los más pequeños del hogar debe ser el adecuado para su edad. En todo dormitorio se necesita lo básico; cama, mesa de noche, mesa de estudio y armario; pero algo importante en un cuarto infantil es que sea funcional y con una decoración adecuada, sin colocar demasiadas cosas en el cuarto para que los pequeños tengan espacio para jugar en su habitación.

CÓMO DECORAR

Es importante que los pequeños tengan bastante espacio en su cuarto pero que también exista espacio suficiente para acomodar los juguetes y la habitación pueda mantenerse ordenada. Esto se puede lograr sustituyendo muebles por aquellos de doble función, como por ejemplo colocar un baúl en lugar de mesas de noche.

Cómo decorar una habitación infantil

Algo que en la mayoría de decoraciones nunca falta son los muebles pintados o con dibujos de sus animaciones favoritas, las paredes con estrellas o colores vivos. También para poder aprovechar el espacio del cuarto y que este no se vea muy cargado de muebles se puede colocar un cajón en la parte de debajo de la cama en el cual se almacenarán los juguetes.

ELECCIÓN DE LOS MUEBLES

Estos deben ser amplios, cómodos y deben estar bien colocados para evitar accidentes. Siempre se debe tomar en cuenta que los pequeños irán creciendo por lo cual es necesario que los muebles se adapten a los cambios mientras el niño va madurando.

QUE DE ABRIGO Y AL MISMO TIEMPO SEA FRESCO.

Este será el lugar donde el pequeño irá creciendo, hará sus tareas, jugará e invitará a sus amigos a divertirse; este es el lugar donde el pasará más tiempo en el día y debe poseer un ambiente adecuado, que no sea un cuarto muy cerrado y con poca luz ya que esto influirá en el estado de ánimo.

Los cuartos de los pequeños deben además de ser cómodos y abrigadores, ni muy cerrados ni muy abiertos, ya que si es muy abierto en los días de frio el niño sufrirá con el clima y estará propenso a enfermedades respiratorias.

Es importante planificar bien el cuarto de los niños para poder brindarles ese espacio personal único y acogedor.

Os intentaremos ir dejando vídeos para daros ideas en algunos posts: