Para este año 2019 se observa la continuación de utilización de productos audaces llenos de colores e imaginación, tan similar al contenido de la oración a San Miguel. Los protagonistas siguen siendo el granito, el mármol, los jaspeados y las grandes piedras veteadas. Se incorporan también materiales pulidos y crudos, siendo estos últimos algo novedoso. 

Sin embargo, la protagonista por excelencia este año es la cerámica, siendo utilizada en diseños de interior mediante la utilización de baldosas que están asociadas a las últimas tendencias en lo que a decoración respecta. El estilo mid-century, es el mayormente utilizado dentro de este nuevo enfoque decorativo en Europa, sin embargo este artículo indicará las tendencias más utilizadas en este año 2019.

El Mid-century Colors

En el año 2018 se impuso frente a otras tendencias, manteniéndose en este año con igual utilización. El estilo Bold Colors es el elemento central este 2019, trabajando bajo un enfoque altamente decorativo y con una fuerte influencia de los años 50’ y 60’. Los colores planos y vibrantes es el centro de esta tendencia, combinados con propuestas de un repertorio gráfico geométrico y lineal en donde el protagonista es el recubrimiento.

Restore materials

Para este año, se busca trabajar en proyectos de arquitectura que trabajen en lo que ya existe, básicamente en aquellos edificios y construcciones cuya característica principal es la utilización de una arquitectura práctica, sobria y comedida.

No solo se observan nuevos proyectos, más bien se destaca los proyectos de rehabilitación con una orientación hacia el cambio social desde la arquitectura. Para ello se esta utilizando con gran fuerza productos cerámicos que van asociados al rescate de lo natural con el uso de enfoques de naturaleza matérica basados en sencillos y versátiles diseños.

Dark & watercolor

Se impone también la utilización de efectos sombras, degradados y los acuarelados en todas las superficies con el fin de mostrar espacios con aire añejo y decadente, pero con gran sofisticación. Con esta tendencia, se explora la dimensión teatral de la cerámica mediante el uso de productos con gran formato que permiten el juego visual para de esta manera generar confusión entre figura y fondo, así como en sombras y reflejos. Para ello, predominan los tonos grises, negros y los neutros, que a su vez son combinados con tonos fríos de azul y el color blanco con el fin de crear ambientes oníricos.

Brutalist Style

Esta tendencia apuesta a la utilización de productos cuyo aspecto es más hacia lo crudo y con la geología como fuentes de inspiración. Vuelve al relieve la pasión matérica con propuestas monolíticas y grandes superficies geológicas, donde la cerámica presenta propuestas que reproducen los materiales pétreos con un carácter arriesgado a través de sus gráficas como por sus formatos. La respuesta de esta tendencia es hacia el fenómeno cuasi fetichista, es decir el uso de la materia en bruto mediante la incorporación de grandes bloques de cementos y piedras, incorporando fragmentos de piedras volcánicas y de rocas ígneas como el granito.